Envio gratis a partir de 50eur (España)

 Envio gratis a partir de 50eur (España)

Cómo hacer tarjetero en cuero a mano

tarjetero de cuero

A través del uso del cuero, se pueden elaborar  objetos de diferente índole, debido a su elegancia y durabilidad, por lo que, en este artículo, nos enfocaremos en enseñarte cómo hacer tarjetero en cuero a mano, de forma fácil.

En esta guía, nos enfocaremos en crear un tarjetero de cuero artesanal, para que tú mismo puedas realizar esta labor.

A continuación, podrás cada uno de los materiales a usar y herramientas que son necesarias, así como el orden de los pasos para su elaboración:

Insumos o consumibles

Utillaje general

  • Bolígrafo.
  • Escuadra o regla.
  • Exacto de corte o cutter.
  • Plancha de poliuretano.
  • Bastoncillo de lana.
  • Marcador de líneas regulable para cuero.
  • Encendedor.
  • Rotulador.
  • Tijera.
  • Lija fina.
  • Isopo.

Otros

  • Tarjeta de bolsillo (como guía).
  • Guante de látex.
  • Trapo de limpieza.

Herramientas para trabajar el tarjetero en cuero

  • Marcador de líneas recta para cuero.
  • Ruleta o rueda para el marcado. También puedes usar el tenedor de diente fino.
  • Lezna o punzón para hacer agujero.  Puedes ayudarte con un martillo en caso de usar el tenedor.
  • Sacabocados.
  • Aguja de guarnicionero de punta redondeada (2 unidades).
  • Hilo de guarnicionero.
  • Cutter circular para cortar cuero o corta tira.

Pasos para hacer un tarjetero en cuero a mano

  1. Primeramente, tomamos la pieza de cuero, y utilizamos la tarjeta de plástico como guía para medir con la regla (1 cm de distancia por cada lado) y luego cortamos con el exacto o cutter.
  • Con la pieza de cuero ya cortado, la utilizamos como guía para cortar una segunda pieza de cuero con las mismas medidas.
  • Realizamos el canal para la costura con el marcador de líneas para cuero. Puedes dejar una distancia desde el borde de la pieza de cuero para hacerlo.
  • Con una ruleta o rueda para el marcado (opcionalmente puedes usar un tenedor de diente fino), para marcar donde se harán los agujeros para la costura.
  • Ahora bien, utiliza una lezna para hacer los agujeros que han sido marcados. De forma alternativa, si usas un tenedor, deberás ayudarte con un martillo para realizar los hoyos. La plancha de poliuretano deberás tenerla a la mano para poder hacer los agujeros, colocándola debajo de la pieza de cuero.
  • Con el marcador de líneas recta y la regla como guía, marca los surcos a 1 ½ centímetro de distancia del borde superior, y luego, 1 centímetro de separación entre líneas (aquí es donde irán las tarjetas). Esto aplica para ambas piezas de cueros.
  • Mediante el sacabocados, marcamos y hacemos los agujeros con el círculo más pequeño, ayudándote con una pieza de cuero debajo de la que perforarás. (ver foto)
  • Une los agujeros que se han elaborado con su par, realiza un corte lineal utilizando el cutter y la regla como guía. Comprueba con la tarjeta, si esta entra correctamente entre cada ranura hecha. Deberá quedar, como se muestra en la foto.
  • Ahora corta una pieza de cartón duro o cartulina (para dar rigidez al tarjetero en cuero que estamos elaborando), con la misma medida que la tarjeta de plástico que tienes como guía. Marca con el bolígrafo y realiza el corte con el exacto mientras te ayudas con la regla. También corta las equinas para que queden rectas.
  • Luego, debemos pintar o teñir las piezas de cuero, con anilina al alcohol, aplicando de forma lineal y en exceso, con un bastoncillo de lana (te aconsejamos usar guantes de látex para no ensuciarte). Es necesario aplicar dos capas, dejando secar la primera para aplicar posteriormente la segunda.
  • Posterior al secado total del tinte, lo sellamos con lacas apón para metales, aplicándola con un trapo y dejando secar, para evitar que pierda el color.
  • Ahora toca coser, realizando una costura de guarnicionero con dos agujas redondeadas y su respectivo hilo, aplicando la técnica adecuada (ver vídeo). Debes dejar una ranura sin cocer, que es donde vas a meter el cartón duro. Con el encendedor quemas las puntas del hilo.
  • Tomamos la cartulina o cartón duro y la pintamos con el rotulador, para luego limpiar con un trapo. Esto es más que todo para apariencia, se evitar que el color blanco se vea cuando este quede dentro de las dos piezas de cuero que formar el tarjetero. Ahora debes meterla en la ranura que falta por coser, y luego deberás culminar la costura en el extremo que has dejado.
  1. Corta la diferencia de los bordes (cercano a la costura que has hecho) con el cutter circular, y tomando como guía la regla para que este quede recto.  Esto hará que a costura esté más cerca del borde y tenga una mejor apariencia.
  2. Lija los bordes que has cortado con lija fina, haciendo que las esquinas queden más curveadas y suaves para que no quede picudas.
  3. Usa goma arábiga para aplicarla en los extremos del tarjetero en cuero que estamos fabricando con la finalidad de unir ambas piezas, utilizando un isopo para su aplicación (ver foto). El objetivo de ello, es mantener las dos capas de cuero unidas, al momento de aplicar el tinte en esta zona.
  1. Una vez seca la goma arábiga, utiliza la tinta para cantos, y aplica con un isopo en los extremos, removiendo los excesos con un trapo.
  2. Realiza nuevamente el procedimiento anterior, para aplicar la segunda capa de tinte en los bordes del tarjetero de cuero. Comprueba con una tarjeta, cada ranura para ver si entrar correctamente.

En conclusión

Hacer tarjeteros en cuero a mano es muy fácil, solo se requiere materiales y herramientas para cuero básicos y algo de tiempo en dedicación.

Debes tener en cuenta que en este tutorial hemos utilizado un color de tinta específico, peor, puedes usar el que mejor gustes para tu tarjetero de cuero.

Si quieres ver a detallar cada uno de los pasos explicador, mira le vídeo y aprende rápidamente saber como hacer tarjeteros en cuero a mano, rápido y sencillo.

3 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar un mejor servicio.